07.04.2010

 

Investigación, Desarrollo e Ingeniería

Las historias que subyacen tras los inventos suelen tener algo de románticas y fortuitas. Supuestamente, Arquímedes tuvo su gran idea en la bañera, mientras que, según se cuenta, Einstein estaba tomando el sol en un parque cuando se le ocurrió la teoría de la relatividad. Sin embargo, conforme al relato de Martin Smyth y Peter Wrobel, del Henkel Technology Centre de Dublín, parece existir escaso margen para las pintorescas coincidencias que se relatan en los mitos urbanos relativos a los inventos.

Sin margen para los mitos.
Se trata, por el contrario, de un proceso eficiente y bien organizado que deja muy poco al azar. “Disponemos de una metodología que llamamos “Proyecto de Cliente Individual” (Single Customer Project) que nos permite formular productos de aquerdo con los requerimientos del cliente”, declara Smyth. En este caso particular, un cliente necesitaba un adhesivo que curara muy rápidamente en un sustrato niquelado. La fase de investigación inicial duró alrededor de un mes. Transcurrido otro mes, durante el que tres empleados del centro de Dublín se dedicaron en exclusiva al proyecto, ya estaba listo el primer prototipo. “Satisfacía el 90% de los requisitos, pero necesitaba algunos retoques”, comenta Smyth. Por entonces, la investigación de mercado había revelado la existencia de demanda para el Loctite 276, la nueva incorporación a la familia de productos de Loctite.

Coadaptación a la evolución industrial.
La historia de Peter Wrobel constituye un ejemplo de proyecto a más largo plazo. Se trató de un proceso de dos años de duración que deparó el desarrollo del Loctite 5188, un formador de juntas destinado fundamentalmente a la industria de la automoción. “Básicamente, estamos ‘coadaptándonos’ a la evolución de los motores de los automóviles”, indica Wrobel. “Se está produciendo una transición del acero al aluminio en la industria y, por consiguiente, estamos mejorando de manera continua los selladores Loctite para que funcionen bien con dicho material. Sin embargo, antes de que el Sr. Wrobel y su equipo se embarquen en un proyecto tal, es preciso contar con un sólido análisis comercial. “Si el posible éxito de una aplicación comercial no está garantizado no nos metemos en el laboratorio, ya que los costes son muy elevados", explica el jefe de equipo. Wrobel es químico de formación, aunque ha adquirido una notable sensibilidad frente a la vertiente comercial de los proyectos gracias a las visitas de los clientes. Aunque sigue habiendo cierto margen para la coincidencia y el poder del subconsciente, al final el éxito y el fracaso son dependientes de las personas, individuos con sus virtudes y defectos; la innovación depende, en gran medida, de una planificación exacta y un uso eficaz de los recursos.

Fijador de Roscas ultrarápido.
Lograr una fijación rápida en sustratos metálicos pasivos –tales como el níquel u otras superficies galvanizadas – representa todo un desafío para un fijador de roscas anaeróbico, máxime si también se exige de él un optimo rendimiento en materia de sellado y alta resistencia al desmontaje, a impactos, y buen comportamiento a altas temperaturas.

Hallar la solución óptima: Loctite® 276, una de las últimas innovaciones que ha salido de los laboratorios de I+D de Henkel, satisface todos estos requisitos. Desarrollado originalmente en escasamente dos meses, en el marco de un proyecto de Henkel llamado Single Customer Project (“Proyecto de Cliente Individual”), que surgió para dar respuesta a una necesidad urgente de aquél. El producto se ha diseñado con una combinación óptima de características para que su lanzamiento al mercado sea un completo éxito.

Misión cumplida: Loctite 276 es un fijador de roscas anaeróbico de alta resistencia que logra una fijación rápida incluso en sustratos metálicos pasivos. Permite la fijación y el sellado de montajes roscados. Endurece incluso a bajas temperaturas aunque puede resistir hasta +150 °C. Loctite 276 ha obtenido la homologación europea para gas EN 751-1. Se comercializa en botes de 50 ml y 250 ml.

Flexibilidad, un desafió para la formación de juntas.
Loctite 5188, el primer formador de juntas anaeróbico que ofrece un excelente nivel de flexibilidad incluso después de envejecimiento térmico, puede emplearse en multitud de aplicaciones en el ámbito de la automoción y la industria. Entre las aplicaciones habituales figuran los montajes de bridas metal-metal, como cajas de cambio, carcasas, cubiertas, etc.

La tecnología anaeróbica de formación de juntas ha revolucionado el sellado de bridas rígidas en la industria de la automoción y el montaje de equipos pesados. Los selladores anaeróbicos conservan su estado líquido al exponerse al aire, pero endurecen cuando se ensamblan las piezas metálicas y el adhesivo queda confinado en la brida. Los fabricantes de equipos originales y los proveedores se han beneficiado durante mucho tiempo de las ventajas técnicas y económicas que ofrecen los productos anaeróbicos de formación de juntas, y Loctite 5188 lleva esta tecnología a un nuevo nivel.

El uso del aluminio para la fabricación de piezas de fundición ligera para la automoción ha ido logrando un amplio nivel de aceptación y Loctite® 5188 satisface los requisitos de flexibilidad exigidos. El producto está concebido para funcionar en las aplicaciones más exigentes. Ofrece una muy buena adhesión a superficies metálicas, sobre todo al aluminio, y un sellado instantáneo a baja presión. La resistencia del producto curado frente a agresiones químicas y térmicas es excelente. Permite elongaciones para compensar los micromovimientos resultantes de la vibración y los cambios de presión y temperatura. Ya que Loctite 5188 permite que las bridas entren en contacto metal-metal, es posible mantener las tolerancias con mayor precisión y se asegura una presión de apriete constante durante toda la vida útil del montaje. Loctite 5188 cuenta con un nivel de tolerancia frente al aceite mejorado, lo que le permite sellar en casos en que exista una leve contaminación por aceites. Para adecuarse a todas las necesidades, el producto se ofrece en tres tamaños: bolsa de 2 l en caja, cartucho de 300 ml y bote de fuelle de 50 ml.

 


¿Necesita ayuda?

Dpto. Técnico:
93 290 49 05
Marketing:
93 290 43 64
Att. al Cliente:
93 290 44 86

Videos y Documentación