01.12.2010

 

Cocinas de Ensueño

El Príncipe Aga Khan, el Duque de Windsor, Jacques Chirac, Yves Saint-Laurent, Celine Dion, Madonna, Sandra Bullock, Brad Pitt, Jennifer Lopez…

La lista de clientes de La Cornue es todo un elenco de ricos y famosos, y en sus cocinas, Loctite hace su trabajo de forma silenciosa y con plena fiabilidad. Como dice Xavier Dupuy, Presidente de La Cornue: “Con los años, una clientela extraordinaria ha frecuentado La Cornue: perfeccionistas, grandes chefs, amateurs apasionados, aristócratas, políticos, banqueros, artistas famosos, cantantes, estrellas de cine.”

Pero La Cornue no sólo es la favorita de ricos y famosos. Los comentarios de los foros online muestran que los exclusivos productos de la compañía alimentan la imaginación de muchas otras personas: “Mi mujer asegura que cuando ganemos la lotería me regalará una Broche Flamberge de La Cornue”, dice “scrapironchef” en el foro “chowhound”. O como escribe “Coventry Cat 86” del foro “gardenweb”: “No hay nada en el mundo igual a La Cornue Château.”

Fabricadas bajo pedido de manera artesanal
Desde 1908, este prestigioso negocio familiar ha producido, generación tras generación, una gama de cocinas realmente elegantes que integran las innovaciones tecnológicas con un diseño único, para garantizar una capacidad culinaria sin igual a los entusiastas de la cocina. Las cocinas Le Château y Cornuchef siguen fabricándose a mano bajo pedido, de forma artesanal, con paciencia y orgullo. O, como comenta el miembro del foro “foodnut”: “Lo hacen casi todo ellos mismos. Están locos, pero hacen un trabajo impresionante.”

El responsable de asegurar que cada uno de los productos de La Cornue cumpla los estándares que han hecho que la compañía se convierta en una leyenda es Alain Savignat, Jefe de Producción de La Cornue. Alain se encarga de todos los productos que fabrica La Cornue, y dirige a un equipo de unas 20 personas.

Explicando la función de Loctite en la fabricación de las distintas gamas de La Cornue, dice: “Loctite nos proporciona mucho más que productos; son nuestros socios, con quienes desarrollamos nuevos procesos para el futuro.”

Utilizamos varios productos Loctite, en particular el sellador de roscas Loctite 577 para los accesorios de las instalaciones del gas, y Loctite 243 como fijador de roscas de resistencia media. Lo que esperamos de los productos Loctite es fiabilidad absoluta, especialmente en las conexiones del gas que son una parte vital de nuestras cocinas.

El entorno de cocina perfecto
Fue Albert Dupuy, apasionado creador y gourmet, y abuelo de Xavier, quien inventó y patentó la circulación natural de aire caliente en un horno de “bóveda”.

Para conseguir una cocción al horno uniforme, los alimentos han de estar en un entorno sellado. El más mínimo detalle, como la ventana de cristal, puede provocar temperaturas de cocción irregulares. Para lograr el entorno de cocción perfecto nuestros hornos están completamente sellados. En 2010 el horno de bóveda de La Cornue sigue siendo único y sinónimo del estilo, la técnica y la calidad en el trabajo, definición encarnada con orgullo por la marca La Cornue.

Cien años después de su antecesor, Xavier Dupuy cree que “una leyenda debe construirse cada día.” Cada año, La Cornue sella alrededor de cuatrocientos metros de tubos y mil seiscientas conexiones. Para montar y sellar las conexiones del gas, utilizan Loctite 577, un sellador de roscas líquido de resistencia media. Loctite 577 evita que las conexiones se aflojen y por tanto, cualquier fuga causada por vibraciones o impactos. También permite realizar ajustes durante el montaje antes de que el producto cure.

Una musa para cada cocinero
Contribuyendo al arte culinario con su experiencia y su inspiración francesa, La Cornue ofrece tres líneas principales de productos: Le Château, Cornuchef y CornuFé. Para los músicos, su instrumento es una inspiración, piensen por ejemplo en un violín Stradivarius. Lo mismo sucede con La Cornue. Cada gama es una fuente de inspiración, una musa para cada cocinero.

Los frontales de las cocinas La Cornue, por ejemplo, presentan un acabado de cristal esmaltado de gran fragilidad. Por ello, el montaje de las piezas se ha de hacer con sumo cuidado, pues el cristal es muy vulnerable a la tensión como, por ejemplo, cuando se aprietan los tornillos. Aquí es donde entra en juego el fijador de roscas Loctite 243 de resistencia media, pues asegura el ajuste de los tornillos después del curado, sin ninguna tensión inicial. Así es como los productos de alto rendimiento Loctite pueden hacernos la vida más sencilla, mejor y más agradable. ¡Bon appetit!

Y si no le convence, siga el consejo de “foodnut”: “Haz los deberes. Visita la fábrica de La Cornue en Francia. Es gratis. Está cerca de París. Es transparente. No esconde nada...”




¿Necesita ayuda?

Dpto. Técnico:
93 290 49 05
Marketing:
93 290 43 64
Att. al Cliente:
93 290 44 86

Videos y Documentación